Ruta fluvial: del pontón de la oliva a la presa de la parra

La ruta de la parra es un recorrido de 14 kilómetros con apenas 100 metros de desnivel que puede hacerse a pie o en bicicleta. Podéis ver más información práctica aquí. En esta entrada voy a contar algunas curiosidades del recorrido, fruto de largas charlas con los vecinos y de haber recorrido la zona con mi abuelo varias veces porque el paseaba por aquí con sus ovejas.

mapa ruta fluvial

mapa ruta fluvial

Un aspecto singular de la ruta es que durante el recorrido se pasa junto a tres pequeñas presas: la del pontón de la oliva, la de navarejos y la de la parra. La más antigua es la del Pontón de la Oliva (1858) y como pronto comenzaron a surgir problemas de infiltraciones, se construyó la presa de Navarejos (1859/60) para acumular el agua mientras se realizaban las obras de remodelación del pontón. En 1903 se construyó aguas arriba de la de navarejos la presa de la parra.

También llama la atención el bosque de fresnos de la tejera al que da la bienvenida un espectacular fresno en mitad del camino.

Fresno

Fresno

Más arriba se pasa junto a un paisaje singular de Patones, el meandro abandonado. Un meandro es una curva en el cauce de un río producida por la acción del agua sobre los materiales sobre los que discurre. Cuando el agua abandona el cauce por el que fluía y lo hace por un camino más corto se forma un meandro abandonado…. Para entendernos, es cuando el río toma un atajo.

Meandro abandonado patones

Meandro abandonado patones

Y otra curiosidad es que los pastores que tradicionalmente paseaban por estos caminos con sus ovejas utilizaban las ramas de los olmos para hacer las garrotas.

garrotas patones

garrotas patones

Os dejo con una selección de fotos de la ruta… Como veis cualquier época es buena para recorrerla: en verano por el frescor, en otoño para disfrutar de los colores, en invierno de los almendros en flor y en primavera de setas y plantas comestibles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios